Primero que nada, felicidades!! Lograste deshacerte de uno de los peores y más difíciles vicios!

Aún cuando tenemos muchísima información sobre los daños que nos hace el cigarro, los riesgos de salud, la inversión que representa comprar una cajetilla diaria y que olemos horrible, muchos de nosotros seguimos fumando; y tristemente, las nuevas generaciones empiezan a fumar también.

Captura de pantalla 2014-12-30 a las 12.30.46Hay muchas métodos para dejar de fumar, pero poca gente lo logra… tu que ya lo lograste, estas del otro
lado!!  Pero el daño que le hiciste a tus pulmones durante tus años de fumador, es grave. Los pulmones normales son de color rosa, porque están mucho mejor oxigenados; los pulmones de un fumador se han vuelto grises o hasta negruzcos.

Aún cuando no es reversible al 100%, poco a poco tus pulmones estarán en mejores condiciones y aquí hay algunos tips que te ayudarán a acelerar el proceso:

1. Toma miel artesanal (poco procesada) diariamente: en un par de semanas de seguir éste regimen, comenzaras a expulsar cuando toses el alquitrán que se ha ido acumulando en tus pulmones. Te dará mucha energía que te ayudará en tus rutinas de cardio y como contiene altas propiedades antisépticas y antibacteriales y contiene muchos minerales, le ayudará a tus pulmones en la regeneración de tejido necesaria.

2. Evita alimentos que aumentan la mucosidad: Leche de vaca, nata, mantequilla, queso, cacahuetes, harinas refinadas blancas como la de trigo, plátanos, dulces (alimentos que contengan azúcar), alimentos grasos o muy concentrados, carne en exceso, fritos, demasiada sal.

Escoge alimentos más alcalinos como ajo, cebolla, berro, rábano picante, mostaza, jengibre, y en menor medida: perejil, apio, te verde, te de jazmín, pepinillos, limón.

3. Come alimentos que te ayuden a oxigenar la sangre: ciertos alimentos están llenos de antioxidantes que es lo que necesitamos ahora. Ingiere más alimentos que contengan vitamina F, como por ejemplo pescado, semillas de girasol, semillas de cabalaza y nueces de castilla. De igual manera, alimentos ricos en vitamina C, como las uvas, naranjas, papayas, y mangos, son buenas fuentes de alimentos para mantener tu sangre oxigenada.

4. Haz ejercicio cardiovascular intenso: siguiendo con el tema de oxigenar la sangre, necesitas

5. Respira profundamente: tus pulmones necesitan “re-entrenarse” para funcionar completamente. Mientras fumas, los alveolos en tus pulmones que se encargan del intercambio de gases, están irritados y se inflaman. Es por esto que para los fumadores es más difícil respirar profundamente. Consigue un globo y dedicate todo el día a inflarlo, desinflarlo, inflarlo… esto ayudará a ejercitar y a oxigenar a tus pulmones.

6. Masajes linfáticos: ayudarán a que tu cuerpo expulse las toxinas – todas, no sólo las del cigarro – más rápidamente.

Ya has logrado la parte más difícil de tu proceso, que es dejar de fumar! Intenta, hasta que estés completamente listo, evitar eventos o situaciones en donde la tentación de fumar sea mayor.  Sé fuerte!! Y nuevamente, muchas felicidades!!

Como tip adicional: no te vuelvas un exfumador insoportable! Acuérdate como te molestaba a ti cuando alguien te decía “deberías dejar de fumar!”… cada quien sus tiempos y sus procesos!!

Ahora que estás en el camino sano… en los próximos días estaremos publicando un artículo sobre como desintoxicar el hígado; síguenos en Facebook para que te enteres haciendo click en “Me Gusta” abajo.


Te gusto?


 Compartir en tus redes:

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?