Estar sentado durante muchas horas al día puede quitarte años de vida

La inactividad física frente al escritorio provoca daños en la salud que no pueden ser revertidos con el ejercicio, indica un estudio de la Sociedad Americana de Cáncer (American Cancer Society), en donde los investigadores analizaron los estados de salud de 123,216 personas durante un periodo de 14 años.

La conclusión es alarmante: las personas que permanecen sentadas durante más de seis horas diarias tienen 40% más probabilidades de morir más jóvenes que quienes pasaron sentadas menos de tres horas al día (el estudio duró 14 años).

Otros estudios se han enfocado en condiciones específicas que afectan a la mayoría de los estadounidenses, como enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes tipo 2 y depresión. También en esos estudios se concluyó que estar sentado durante periodos prolongados incrementa los riesgos de enfermarse.

A principios de este año, las pruebas en contra de estar sentado tanto tiempo se ampliaron todavía más: el American Journal of Epidemiology publicó un estudio donde se encontró que aquéllos con un trabajo sedentario tienen el doble de riesgo de contraer un tipo específico de cáncer de colon.

Lo que es particularmente interesante sobre la reciente investigación es la revelación de que estar sentado por largos periodos causa un daño significativo a la salud que no puede ser contrarrestado mediante el ejercicio.

¿Que podemos hacer?

No podemos dejar de ir a trabajar! Tampoco podemos explicarle a nuestro jefe que necesitamos estar menos horas en la oficina… pero si podemos mejorar algunas cosas para contrarrestar esas horas sentados:


camina oficina

1. Camina por tu oficina: 

  • Cada vez que te levantes para ir al baño o para ir por un café, aprovecha para dar un par de vueltas por tu oficina.
  • No tengas en tu escritorio una jarra de agua o café, ten un vaso/taza que tendrás que estar lleno a la cocina a rellenar varias veces. Si te puedes escapar a comprar tu café fuera de la oficina, invita a alguien y sal a la calle a pie.
  • Levantante para buscar a las personas que necesites en lugar de llamarlas por teléfono

 

oficina llamada

2. Aprovecha las llamadas:

  • Cuando estas en tu computadora puede ser complicado no estar sentado, pero aprovecha las llamadas que tomas para levantarte y caminar alrededor de tu escritorio
  • Haz un poco de fuerza: párate con las piernas abiertas a la altura de los hombros y levántate a quedar parad@ de puntas, regresa y repite durante toda la llamada (aún con tacones!). Tus pantorrillas y glúteos te lo van a agradecer.
  • Haz unas cinco sentadillas… aunque te dé pena y piensas que te ves ridículo!! Tu organismo te lo va a agradecer!!

 

exercise-in-office

3. Usa las escaleras:

  • Al llegar e irte, escoge las escaleras en lugar de usar el elevador
  • Para salir a comer y regresar, también

 

bici oficina

4. Caminando o en bici al trabajo:

  • Si te es posible, escoge irte caminando o en bicicleta a la oficina.

Esto puede requerir un poco de planeación, sobre todo para las mujeres, pero valdrá la pena! Llévate un backpack en donde puedas poner tus tacones – después los tenis-, bolsa/portafolio, saco… echa un paquete de toallas húmedas, cepillo y desodorante en aerosol para guapearte un poco antes de entrar a tu oficina. Mujeres: si van en falda, pónganse unos tight abajo, estarán más cómodas! Usen casco!!


estiramiento

5. Estírate:

  • La postura de escritorio es pésima para nuestra espalda y cuello – además de los daños por estrés -. Cada vez que puedas, estira la espalda y el cuello mientras respiras hondo. Te ayudará a aligerar la tensión de los músculos y a evitar que el estrés se acumule. Si lo haces varias veces al día, encontrarás que te sientes menos tenso cuando sales de la oficina.

 

 


Te gusto?


 Compartir en tus redes:

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?