1. Existe una sola definición de éxito

Y significa tener una carrera profesional bien establecida, una casa grande, una figura aceptable, matrimonio y vacaciones por lo menos una vez al año.

Cada quien tiene su propio camino que recorrer, y lo que realmente tiene significado y nos brinda una realización plena es distinto para cada uno de nosotros.

Deja a un lado la necesidad de encajar en el perfil general. Vive, trabaja, sal en citas, juega, crea, viaja, come, bebe. muévete, ríete y canta en la forma en la que te hace sentir bien a ti. Cuando logres hacerlo solo por ti y ser feliz, ese es el verdadero éxito.

2. La vida debe ser un trabajo duro.

La vida debe ser fácil, hermosa y llena de momentos de alegría y bendiciones.

Contra más escuches a tu alma y construyas una vida que es realmente para ti, tus actividades diarias se sentirán naturales y sencillas.

Si para ti la vida es una constante lucha y debes esforzarte diario para hacer tu rutina, es momento de analizar tu vida y empezar a pensar en hacer los cambios necesarios para que seas feliz, diario!!

3. La vida nos pasa a nosotros

Donde estamos ahora es un resultado de los opciones que escogiste en el pasado. Donde estarás en el futuro, será un resultado de las decisiones que tomas hoy.

Eres un participante activo en la creación de tu vida. Así es que aprovecha éste poder que tienes como creador y empieza a escoger pensamientos, palabras y acciones que tengan un impacto positivo y se te regresarán en millones de magnificas y hermosas maneras.

 

4. Existe una cosa llamada normal, y todos debemos medirnos a partir de ello.

No existe como tal un humano normal, pero si existe un “yo normal”, que es cuando realmente somos nosotros mismos, nos amamos a nosotros mismos profundamente y pensamos y actuamos solamente alineados a nuestro espíritu.

Deja que tu brújula interna sea tu único punto de referencia.

 

5. Existen “ellos” y “nosotros”.

Tendemos a cerrar nuestros círculos sociales y familiares, dejando fuera a todo aquel que no encaja perfectamente en nuestra definición de normal, interesante o que valga la pena.

Todos tenemos diferentes aptitudes, pasiones y rarezas, pero todos tenemos la misma luz interior. Así es que podemos parecer muy diferentes los unos de los otros, pero al final, la luz interior es la misma para todos.

 

6. La felicidad proviene de factores externos.

Nuestra felicidad depende de factores como nuestra apariencia, nuestra cuenta bancaria, el título en la oficina, viajes, bienes y la opinión de los demás – por lo tanto, sufrimos.

La verdadera felicidad sustentable viene de adentro, al cultivar nuestra mente basándonos en la gratitud, la consciencia y la aceptación.

 

7. Los rencores son parte natural de la vida

Cuando sentimos que alguien nos ha hecho daño, nos aferramos al recuerdo y lo llevamos con nosotros por semanas, a veces años. No nos estamos dando cuenta que estamos auto-secuestrandonos, no es la persona que no hizo un mal, somos nosotros mismos.

Buda dice “Aferrarse al enojo es como aferrarse a un carbón caliente con la intención de aventárselo a alguien más; mientras, el único que se quema eres tu”.

Convierte el perdón en tu nuevo lema y verás como te sientes más ligero y libre.

 

8. Hay algo mal en nosotros.

Estamos invadidos de sentimientos de inadecuación y poco autovalor, posponiendo la auto aceptación y el amor propio, hasta ese día en el futuro cuando seamos más ricos, estemos esbeltos, tengamos más confianza en nosotros mismos y seamos mejor aceptados por los demás.

Somos perfectos y completos tal como somos. Aun cuando estas luchando por ser mejor y crecer, eres completo. Como dicen los Budistas: “Todos somos perfectos como somos, y todos necesitamos un poco de trabajo”.

 

9. Si importa lo que los demás piensen de nosotros. 

Gastamos muchísima energía, poder y paz interna preocupándonos por lo que los demás piensan de nosotros.

La realidad es que nunca podemos saber con certeza que están pensando los demás de nosotros. Así es que cuando tu ego empiece a llenar tu cabeza con dudas y miedos, acuérdate que es una historia de ficción y enfócate en tus temas, no en los temas de los demás.

 

10. Vemos las cosas como son.

La forma en la que experimentamos el mundo esta fuertemente influenciada por nuestras creencias y nuestras experiencias pasadas.

Nuestro subconsciente escoge pedazos de información que le pasa a nuestro consciente basándose en lo que lo hemos programado para buscar. Identifica tus creencias dominantes negativas y reemplázalas, reprográmate con pensamientos positivos.

Ten en cuenta que cada persona tiene éste subconsciente que a veces no nos ayuda… nadie tiene la verdad absoluta.

 

 


Te gusto?


 Compartir en tus redes:

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?