escogiendo la orquídea perfecta para ti y tu ambiente:

Para que tu orquídea sea un placer y no un dolor de cabeza, lo más fácil es que escojas un género que disfrute de las mismas condiciones ambientales que tu, así no tendrás que hacer modificaciones mayores para que tu orquídea esté contenta.  Revisa la tabla que te preparamos para que sepas que géneros se darán bien en tu ambiente y puedas ir armando tu colección de diferentes géneros!!

Verás que algunos géneros se repiten en los diferentes niveles, esto es porque hay especies que están en el margen entre uno y otro; significa que se adaptarán bien en uno u otro nivel.

Para los amantes de las orquídeas más sofisticados, se puede alterar el ambiente para cubrir las necesidades específicas de las orquídeas que quieras tener, con sencillos trucos caseros o sistemas más complejos invirtiendo en equipamiento especializado, o cultivando en invernaderos que puedes tener en tu casa donde puedas controlar los factores ambientales completamente.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.40.19

 

*temperatura en grados centígrados

dato: el género siempre se escribe empezando con Mayúscula, la especie que le sigue con minúsculas.  Por ejemplo: Dendrobium nobile.

Las orquídeas se adaptan fácilmente, pero no hay que abusar!!  Es posible que si tu orquídea es de temperatura media, pueda desarrollarse en climas más calientes ajustando la frecuencia de riego, por ejemplo.  Lo mismo con la necesidad de luz que tengan; pero si tratas de crecer una planta de luz baja en un jardín soleado, lo más probable es que tu planta no resista y muera.

 

antes de comprar una orquídea:

  1. revisa toda las hojas (también por abajo): las hojas deben estar firmes y de un verde sólido, aún cuando las hojas tengan un patrón, no deben mostrar decoloraciones o manchas.  Si tienen manchas café o negras, es una planta enferma.
  2. Las raíces deben sentirse firmes al tacto.  El color puede variar de verde platinado a rojizo, al igual que el grosor.  Si las raíces están blandas y babosas, de un color gris o negro, están podridas.  No siempre están visibles, pero mueve un poco el sustrato en la parte superior para poder echar un vistazo.
  3. Cuando llegue una nueva orquídea a tu casa, es importante revisar el estado de sus raíces.  Sácala del recipiente en el que venga y revisa a detalle sus raíces.  Corta y cauteriza (ver remedios caseros) cualquier raíz que esté podrida y de preferencia, cambia el sustrato por uno nuevo, previamente remojado (ver medios de cultivo).
  4. Busca la presencia de insectos o bichos; la planta puede presentar pequeños huevecillos, rastros de “baba” o gotas parecidas a miel, pequeñas telarañas o pelusas.
  5. Compra plantas que todavía tengan botones por abrir, así sabrás que el ciclo de floración recién empezó y tendrás flores por más tiempo!!
  6. Pregunta el nombre completo de tu orquídea o híbrido; sabiendo esto sabrás exactamente los cuidados que requiere.   Si no consigues ésta información, revisa nuestra sección de identificación o sube una foto a nuestro foro para que te ayudemos a identificarla.
  7. CUARENTENA: cualquier planta nueva que llegue a tu casa (no sólo las orquídeas) debe pasar un período de cuarentena separada de las que ya tengas.  Es importante que la observes 2 ó 3 semanas para asegurarte de que no tenga plaga, huevecillos de donde pueden crecer nuevos bichos,  o enfermedades.  Así no contagiará al resto de tus plantas.

TIP: Recién llegada tu nueva adquisición,  rocía la planta completa incluyendo las raíces, con el SPRAY MULTI PROPÓSITO (ve a “remedios caseros”)

 

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?