agua: el aspecto más importante!!

Este tema es un poco largo, prepárate!!

Cuanta agua?  Es la pregunta más frecuente que nos hacemos todos los amantes de las orquídeas! Muchos factores externos afectan para determinar la cantidad exacta para tu tipo de planta.

la principal causa de enfermedades, daño y muerte es regar de más tu orquídea!!  Si tienes dudas, es preferible que le falte agua a que le sobre.  Las orquídeas resisten mejor períodos cortos de sequía, que excesos de agua.

Lo más importante es saber con que tipo de orquídea estamos tratando.  Por ejemplo, las vandas requieren riegos constantes, casi diarios; las Dendrobium y otros tipos con pseudobulbos, que almacenan reservas de agua, pueden regarse una vez por semana.

El medio en el que cultives también afecta muchísimo la frecuencia de riego.  Los sustratos se conservan húmedos y los musgos se conservan mojados por mucho más tiempo, llegando a podrirse y a su vez, a podrir las raíces.  Estos medios se recomiendan para climas calientes y secos, en donde el medio se seca casi por completo entre riegos.  Es importante revisarlos constantemente para que no estén empapados, pero tampoco completamente secos, es complicado dar con el punto exacto!  Un truco es introducir un palillo de madera grande (de brocheta) en el centro del sustrato y revisar que tan húmedo sale; esto te puede ayudar a determinar si necesitas regar ya o debes esperar unos días más.

Nosotros recomendamos la semi-hidroponía, que es un medio de cultivo “a prueba de excesos de agua”, ideal para principiantes y expertos en todo tipo de clima, en donde el riesgo de ahogar a la planta, desaparece!!  La materia inorgánica que se usa con éste medio (LECA) nunca se pudre, permite una muy buena ventilación y se mantiene siempre húmeda, condiciones ideales para las raíces de la mayoría de las orquídeas.

El momento ideal para regar las plantas es por la mañana, teniendo cuidado de no dejar depósitos en los recovecos de las plantas; así le dará tiempo a la planta de secarse antes de que baje la temperatura en la noche, previniendo enfermedades e infecciones.  Si le quedaron charquitos entre las hojas o en alguna unión, sécalos con un cotonete o sopla con fuerza los depósitos para retirar el agua.  Siempre hay que regar con agua tibia, les resulta más cómodo a las raíces que el agua fría.

El tipo de agua es otro factor.  Si el agua de tu zona es dura, es decir, contiene mucho minerales tienes que diluir más el fertilizante de lo recomendado para que no satures de minerales y sales a la planta y le quemes las raíces.  Al agregar complementos adicionales como calcio o magnesio (si es que la dosis en tu fertilizante es baja), ve probando poco a poco con dosis pequeñas y observa como reacciona tu planta.  Con un poco de “pruebas y error”, encontrarás la dosis perfecta!!

Hay gente que usa agua destilada, tratada, de filtro o de lluvia conservada… y está bien también! Nosotros preferimos hacer que la planta se adapte al agua del grifo poco a poco, porque siempre será más sencillo!!

Como lo hacemos nosotros que cultivamos en semi-hidroponía: una vez por semana vaciamos la reserva de las macetas o floreros y enjuagamos con agua tibia la planta.  Preparamos el fertilizante usando la mitad de la dosis recomendada en el empaque y complementamos con Humus de Lombriz, siempre con agua tibia.  Tapamos los hoyos en las macetas que los tienen con cinta de aislar (los floreros de vidrio no tienen hoyos) y regamos hasta la base de la planta.  Dejamos reposar de 10 a 20 minutos (dependiendo del clima) y vaciamos hasta el nivel de la reserva.  Cada 3 riegos, descansamos a la planta regándola solamente con agua.  En épocas de frío, aumentamos el espacio entre riegos de 7 días (normal) a 10 días.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.33.19Desajustes en agua:

Los sintomas de exceso o falta de agua son similares: hojas arrugadas, blandas, amarillentas o la pérdida prematura de las mismas; pseudobulbos arrugados o marchitos y perdida de botones.

La mejor manera de saber que pasa con tu planta si presenta alguno de éstos síntomas es que la saques de su maceta o florero y revises el estado de las raíces.  Para más información sobre como remover la planta sin lastimarla, ve nuestro video: trasplante a semi hidroponía

Exceso de agua: raíces empapadas, blandas, babosas y con mal olor.  La solución es cortar con una tijera o cutter desinfectado las raíces podridas y cicatrizar con canela o con nuestra receta de spray multi-usos (haz click sobre el enlace o ve a “remedios caseros” en Salud). Deja la planta fuera de su maceta hasta que la sientas seca (hasta por un día), replántala con sustrato, musgo o el medio de cultivo NUEVO que escojas de acuerdo a tu tipo de orquídea, previamente remojado; no uses el anterior por qué seguramente ya tiene hongos y estará podrido. Si tu medio es la semi-hidrponía, aprovecha para lavar la LECA y dejarla remojando en una solución de agua con cloro (1 cucharadita de cloro en un litro de agua) para matar cualquier hongo que se le haya pegado de las raíces; enjuaga abundantemente y podrás volver a usar la misma LECA.  Riega sin fertilizante los próximos 2 ó 3 riegos y observa tu planta en los siguientes días.

Falta de agua: raíces secas y marchitas o arrugadas, deshidratadas.  En un recipiente coloca agua tibia y deja remojando las raíces por un par de horas.  Replanta en nuevo sustrato y riega abundantemente con fertilizante.  Si tus macetas tienen hoyos abajo, puedes llenar con agua ya con fertilizante un recipiente mayor y dejarla hidratarse por un par más de horas.  Si tu medio es la semi-hidroponía, también hidrata primero con agua un par de horas, y otras dos ya con agua nueva y fertilizante. Revisa tu planta en los siguientes días, pero por lo general con regresar al riego semanal debe estar bien.  No te vayas al otro extremo y por hidratarla la riegues de mas, es poco a poco!!

Para que sepas como deben verse las raíces ve a la página de tu género y ve las fotos.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.32.21Desajustes en Temperatura:

A Mayor Frío: las orquídeas son más susceptibles a enfermedades, se desacelera el crecimiento y pueden perder los botones (se caen antes de abrir).

A Mayor Calor: las orquídeas pueden soportar golpes de calor, si la humedad relativa es alta y se tiene una buena ventilación.  Si el período de calor extremo es prolongado se desacelera, hasta se frena, el crecimiento; se marchitan las flores y botones prematuramente y las hojas, pseudobulbos y  tallos se arrugan.

La corrección es sencilla!  Mueve la planta a un lugar más soleado o con más sombra según corresponda, ayúdate de un calentador o un ventilador.  Baja la temperatura rociando con agua toda la planta o riega la planta con agua tibia para subirle un poco la temperatura.

Para los más sofisticados,  con un termómetro ambiental puedes elegir el espacio ideal dentro de tu casa.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.32.28Desajustes de Luz:

La mayoría de las orquídeas disfruta de luz indirecta.  No hay que dejarlas bajo la luz directa del sol, sobre todo en el verano, ya que en conjunto con la humedad y la temperatura, puede matar a tu orquídea.  En interiores, pueden estar cerca de las ventanas siempre que éstas tengan una cortina delgada que filtre la luz.  En exteriores, deben estar situadas en la sombra; a las que si les gusta el sol, por ejemplo las Vandas, deben colocarse en algún lugar donde tengan sombra al medio día cuando el sol es más fuerte.

Muy poca luz: las hojas se volverán blandas, más delgadas y más oscuras.  También tendrán un estiramiento que las estresa mucho, es decir, habrá más distancia entre las hojas viejas y las hojas nuevas.  Las hojas nuevas deben ser iguales o hasta más grandes que las viejas.

Demasiada luz: las hojas se decolorarán a un verde amarillento.  El sol puede producirle quemaduras que se muestran como manchas café redondas o ovaladas, con una consistencia similar a las ámpulas que nos salen a nosotros por sobre exposición al sol.

TIP: truco de la sombra

Para darnos una idea de la intensidad de la luz sin equipamiento técnico, hay una sencilla prueba que puedes hacer colocando tu mano 30 cms sobre el espacio o mueble donde esta la orquídea y viendo la sombra que tu mano genera en las horas pico de sol:

Orquídeas de Luz Baja: la sombra debe ser casi imperceptible

Orquídeas de Luz Media: la sombra debe ser de un gris claro, no muy definida

Orquídeas de Luz Alta: la sombra debe ser oscura y bien definida

* En la misma ventana puedes tener diferentes intensidades, dependiendo que tan cerca de la ventana pongas tu orquídea.  Experimenta alejándola de la ventana 30 cmd o 1 metro y ve la diferencia de la sombra de tu mano!!

Para los más sofisticados, pueden comprar un fotómetro y calcular en fc (foot candles) de la siguiente forma:

Baja: 1,000 a 1,500 fc / Media: 1,500 a 3,000 fc / Alta: 3,000 a 4,500 fc

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.32.36Desajustes de Humedad:

Las orquídeas adoran la humedad!  La mayoría gusta de altos niveles de humedad, de 50% para arriba.  Contra más humedad, mejor se desarrollarán.   La humedad relativa de tu ambiente depende mucho de la zona en la que vivas y la época del año, porque la humedad varía dependiendo de muchos factores.  Desafortunadamente, la mayoría de las casas con sistemas de calefacción o aire acondicionado, tienen una humedad no mayor a 20%.  Pero hay formas muy sencillas para ajustar éstas condiciones, no te asustes!

TIPS: para incrementar la humedad relativa

    • usa una charola de humedad casera: coloca en un plato con algo de fondo piedras o cristales decorativos y agrega agua, coloca tu planta sobre éste plato.  Procura que el plato siempre tenga agua.
    • deja cerca de tus plantas una rociador con agua, cada vez que pases cerca, rocíalas sin empaparlas.  Al agua puedes ponerle el mismo desinfectante que usas para las verduras y con esto evitarás contaminarlas de patógenos que pueda contener el agua.  La ventilación es super importante aquí!!  Si no están bien ventiladas, es muy fácil que los depósitos húmedos sean foco de infecciones bacterianas y hongos.
    • usa un humidificador con agua desinfectada cerca de las plantas.  Préndelo a ratos durante las horas más calientes del día.  La ventilación también es super importante aquí. 
    • si esta demasiado seco el ambiente, mételas al baño mientras te bañas colocándolas al otro extremo de la regadera/tina para que no se mojen.  Cuando termines, deja la puerta y ventanas del baño cerradas para que se conserve la humedad más tiempo.  Después es importante regresarlas a su lugar y procurar una buena ventilación.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.32.42Ventilación:

Las orquídeas necesitan ventilación.  En la naturaleza existe movimiento de aire que las beneficia.  A mayor humedad y calor, mayor deberá ser la ventilación.  Puedes obtener la ventilación necesaria abriendo una ventana cercana o con un ventilador de techo o piso (oscilatorio es mejor); la idea es generar una ligera brisa que las refresque, no un huracán que las lastime.

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?