nuestro medio favorito!!

Por muchas cosas:
– es el que menos atención requiere
– elimina el riesgo de ahogar a nuestras orquídeas
– crea el ambiente ideal para las orquídeas epífitas y litófitas porque siempre hay nutrientes y humedad disponibles
– la posibilidad de putrefacción de las raíces disminuye al tener una muy buena ventilación y no estar regadas de más
– aunque la LECA es un poco más cara que otros sustratos, tiene muchas ventajas: permite una capilaridad constante, no se descompone y se puede reutilizar tantas veces como se quiera

http://youtu.be/b_2S_sRWVmc

La mayoría de los cultivadores de orquídeas experimentados reconocen que en la naturaleza las orquídeas crecen de manera  hidropónica, porque el medio esta allí principalmente como soporte mecánico; y proporciona nada o muy poca nutrición, si acaso.  Los nutrientes los obtienen las orquídeas de lluvia que contiene algunos elementos  y la materia orgánica que recoge a su paso, para después escurrir sobre ellas.

como funciona:

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.42.11Las macetas tradicionales tienen hoyos en el costado, unos 3 cms sobre la base, en lugar de abajo; esto permite que siempre se guarde una reserva de agua y nutrientes.  Puedes usar, como nosotros, floreros de vidrio que escurrirás de costado para solo dejar la reserva; o bien, puedes hacerles hoyos en un costado, con un dremel.

 

 

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 14.42.21La acción capilar, aquí es cuando se transfiera la humedad de una piedrita a otra, de abajo hacia arriba desde la reserva.  Lo que pasa es que cuando el primer nivel de piedras sobre la reserva se satura de humedad, le permite a esta “subir” al siguiente nivel, y así constantemente.  La LECA (Light Expanded Clay Aggregate) son bolitas de arcilla que han sido cocidas a altas temperaturas provocando que se expandan hasta 3 veces su tamaño original.  Por esto, tienen una cubierta lisa, pero por dentro son muy porosas.

Como lo hacemos nosotros que cultivamos en semi-hidroponía: una vez por semana vaciamos la reserva de las macetas o floreros y enjuagamos con agua tibia la planta. Preparamos el fertilizante usando la mitad de la dosis recomendada en el empaque y complementamos con Humus de Lombriz, siempre con agua tibia. Tapamos los hoyos en las macetas que los tienen con cinta de aislar (los floreros de vidrio no tienen hoyos) y regamos hasta la base de la planta. Dejamos reposar de 10 a 20 minutos (dependiendo del clima) y vaciamos hasta el nivel de la reserva. Cada 3 riegos, descansamos a la planta regándola solamente con agua. En épocas de frío, aumentamos el espacio entre riegos de 7 días (normal) a 10 días.

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?