Si un día viajas a Belice y eres un aficionado del buceo recreativo no te puedes perder de ver la gran maravilla que se encuentra en su mar cristalino a 100 kilómetros de la costa continental (Ciudad de Belice), el gran agujero azul. Realmente es un enorme agujero con forma circular de 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad que pertenece al Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

great-blue-hole-3

 

Los científicos aseguran que se hunde un poco cada vez en el océano y si se mira desde el aire se puede notar su tono azul oscuro en comparación del resto del mar que lo rodea, pero no se alcanza a visualizar su fondo.

hoyo-azul

En su profundidad el nivel de oxígeno y las corrientes marinas son escasas, se encuentran varias especies de peces adaptados a estas condiciones como los meros gigantes y especies de tiburones como el tiburón de arrecife del Caribe y el tiburón de punta negra, los nodriza, el tiburón toro y tiburón cabeza de martillo pero tendrás suerte si ves alguno pues sus apariciones no son frecuente.

Dentro-del-Gran-Hoyo-Azul-de-Belice-3

El agujero azul es el más grande de este tipo y para los científicos es de gran interés, ya que se han podido descubrir gran cantidad de fósiles antiguos y especies vivas. Sus aguas cristalinas cuentan con cavidades que permiten el acceso a cuevas subterráneas con longitudes de hasta 14 kilómetros.

La formación de este enorme agujero que se dio durante la última edad de hielo o periodo glacial, cuando el nivel del mar era mucho más bajo. Al derretirse el hielo el sistema de cuevas creadas por piedra caliza se inundó y se creó el agujero.

Para aquellos valientes que les gusta la adrenalina, es una joya que no se pueden perder.great-blue-hole-5

 

Alrededor del mundo se pueden encontrar este tipo de agujeros y no todos fueron creados de forma natural, algunos de ellos son el resultado de los efectos desastrosos del hombre; como La mina de diamantes Diavik  en Canadá o el Cráter de gas Davaza en el desierto de Karakum de Turkmenistán, resultado de una explosión Soviética en la década de los cincuenta.


Te gusto?


Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?