Barcelona (Efe).- Cuatro estudiantes de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) ha diseñado y construido un dron, equipado con una cámara térmica, para combatir la caza furtiva de rinocerontes y elefantes en África.

Los cuatro estudiantes, Arnau Garcia, de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de Terrassa (ETSEIAT), y Aleix Ripoll, Aleix Figueras y Hugo Bertiche, de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y Aeroespacial de Castelldefels (EETAC), lo han ideado para participar en un concurso convocado por Wildlife Conservation UAV Challenge.

Según ha informado la UPC, el aparato permitirá a los responsables del parque nacional Kruger (Sudáfrica) controlar de una manera mucho más efectiva y económica la caza furtiva de animales.

El dron es de ala fija e incorpora tecnología para detectar manadas de animales desde el aire y enviar en tiempo real la información sobre su ubicación.

La organización Wildlife Conservation UAV Challenge, con sede en Sudáfrica, ha convocado un concurso internacional para tratar de encontrar una solución eficaz al drama de la cacería indiscriminada y furtiva de elefantes y rinocerontes.

Los estudiantes de la UPC han decidido participar en este concurso con el prototipo de dron que han diseñado y construido, como proyecto final de carrera, y que deberán presentar en Sudáfrica el próximo mes de marzo.

Los estudiantes han ideado el aparato, que lleva por nombre Ranger Drone, con la premisa de bajo coste para que se pueda utilizar en parques naturales de diferentes países africanos.

Está programado para vigilar las zonas de selva o de sabana a partir de la carga de coordenadas a su sistema y vuela sin ningún tipo de mando a distancia.

El dron incorpora una cámara térmica que permite detectar desde el aire cazadores furtivos y el equipo está trabajando para incorporar un sistema de detección de sonidos. Funciona enviando de manera instantánea la información que capta, mediante telemetría para UHF (Ultra High Frequency) o tecnología GSM (de telefonía móvil), a la base de los guardas del parque, que en todo momento pueden conocer dónde se encuentran los animales.

Según ha explicado Arnau García, estudiante de la ETSEIAT, “esto facilitará mucho la tarea de vigilancia de los guardas porque encontrarán de manera más rápida las manadas de elefantes o de rinocerontes, ya que a través del sistema recibirán las coordenadas exactas del lugar donde están”.

De este modo, “la protección de los animales será mucho más efectiva”, ha afirmado García. El equipo del Ranger Drone ha realizado pruebas de funcionamiento de su aparato volador sobre una granja de ovejas en Huesca, y han ensayado las cámaras térmicas en diferentes espacios con rinocerontes y elefantes, como el zoológico de Barcelona.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estima que hay entre 470.000 y 690.000 elefantes en África, donde la caza furtiva ha crecido un 63 % en los últimos diez años.

Según un estudio del profesor George Wittemyer, de la Universidad Estatal de Colorado (EEUU), los cazadores furtivos mataron alrededor de 100.000 elefantes en África entre los años 2010 y 2012. En este sentido mismo sentido advierte que la población de estos mamíferos está disminuyendo a un ritmo del 2 % anual, una mortalidad que supera con creces su capacidad de reproducción.

El informe indica que la cacería ilegal aumenta cuando el precio del marfil supera los 30 dólares por kilo. Los biólogos Pablo Schapira y Marina Mònico, con una amplia experiencia en parques naturales de África, han asesorado el proyecto y han proporcionado a los estudiantes información de primera mano.

Estudiantes-de-los-campus-de-T_54425129989_51351706917_600_226

Fuente: http://www.lavanguardia.com/

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?