Pasamos un tercio – en el mejor de los casos – en nuestro colchón y lo que escojamos debe durar por lo menos unos 8-10 años… es una decisión importante!! Aquí te dejamos 5 tips para escoger el colchón ideal para ti:

1. Tu presupuesto: hay colchones muy baratos y otros que pareciera que vienen con masajista incluido de por vida. Aún cuando tiene que atenerte desde luego a tu presupuesto, el colchón es una pieza clave de tu casa en la que si debes invertir. Los colchones corrientes se llenaran de bolas y tendrás que cambiarlos más frecuentemente, pueden impedir que descanses bien en la noche que es vital no solo para que estés fresco al día siguiente, es un tema de salud a la larga y te pueden lastimar la columna vertebral. De cualquier forma, regatea en las tiendas!! Casi en todas podrás obtener un mejor precio del anunciado, son como agencias de coches! O espera a las temporadas de rebajas, bajan sus precios hasta 50%!!

2. Revisa los tamaños: tienes que contemplar no solo que quede bien en la base de tu cama, que pase por las puertas! Y la altura (además del largo y ancho) puede variar muchísimo entre una marca y otra. Si la base de tu cama es alta y compras un colchón muy alto, puede ser que sentado no toques el piso y entonces tu cama no sea un lugar tan cómodo para ponerte los zapatos. También tienes que considerar el alto del colchón cuando compres sábanas; si compras sábanas normales puede ser que no alcancen a cubrir el colchón completo. Lo mismo con tu edredón.

3. Firmeza: es una elección personal y no hay un parámetro real entre marcas; lo que para una puede ser media firmeza, para otra puede ser muy firme. Lo ideal es que vayas con tiempo y pruebes por 10 minutos cada colcho, si 10 minutos! Si solo te acuestas y te levantas no podrás saber si realmente es cómodo a la larga o no. Los ortopédicos con cubierta de espuma con memoria son muy cómodos y buenos para la espalda. Trata de no buscar un colchón suave, te traerá problemas musculares a la larga.

Lo que si puedes considerar es esto: que distribuya el peso igualmente, minimiza la transferencia de movimiento (de tu pareja), neutraliza la temperatura y tiene buenos acabados con las esquinas reforzadas y puntadas fuertes.

4. Puede ser que aún cuando busques e investigues mucho antes de hacer tu compra, al final no estés contento y en unos meses te arrepientas de tu compra. Guarda el recibo!!! Muchas empresas ofrecen el cambio del colchón por una compensación menor a lo que te costaría comprar un colchón completamente nuevo. Pregunta en la tienda por esto y por el tiempo de garantía que ofrecen.

Como tip adicional, compra un cubre-colchón para protegerlo y extender así la vida útil de tu colchón! Y aspíralo regularmente, se llenan de ácaros y polvo que pueden traerte problemas respiratorios. Una vez al año, llama a alguna empresa especialista en limpieza para que vayan a tu casa y limpien a profundidad tus colchones.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

¿y tú, qué opinas?